CAPITULO 2 - MATEMATICA PARA PERIODISTAS - Handbook of Journalism

CAPITULO 2 - MATEMATICA PARA PERIODISTAS

Contents

PORCENTAJES, INDICADORES ECONOMICOS, PRESUPUESTOS GUBERNAMENTALES, CONTABILIDAD PARA LAS GANANCIAS CORPORATIVAS, VALORACIONES DE FUSIONES Y DEVALUACIONES DE MONEDAS

Los periodistas de Reuters y el personal de la Mesa pasan gran parte del tiempo manejando cifras. Los periodistas deben tener un buen criterio y dominio de los números en las siguientes actividades:

  • Aritmética básica: Los periodistas y los editores deben revisar las sumas, restas, multiplicaciones, divisiones y porcentajes.
  • Identificación de fuentes en los cálculos de los periodistas: Los cálculos deben estar acompañados de las fuentes adecuadas. Esto se consigue demostrando el origen de los números y los pasos dados para el cálculo. Por ejemplo, según documentos de la Comisión de Valores, al 31 de marzo habían 100.000 acciones emitidas. Al cierre del miércoles el precio de los títulos de XYZ Corp era de cinco dólares por unidad, lo que muestra una capitalización de mercado de 500.000 dólares.
  • Identificación de las fuentes de cálculos complejos no realizados por periodistas: Cálculos complejos no realizados por los periodistas, como las valoraciones de fusiones que involucran intercambios de acciones y la absorción de deuda, deben ser atribuidos a una compañía o a un analista.

1. PORCENTAJES

Para calcular el porcentaje:

Con frecuencia es necesario calcular el porcentaje que representa una cifra en relación a otra. Por ejemplo, ¿qué porcentaje del presupuesto de la ciudad es destinado al presupuesto de la policía si el presupuesto de la policía suma 3.253.506 dólares y el presupuesto total de la ciudad es de 49.294.234 dólares?

Parte / Total X 100 = porcentaje

3.243.506 / 49,294.234 = 0,066 X 100 = 6,6 pct o casi 7 pct

Cálculo de cambios porcentuales:

Nuevo - Viejo = Cambio X 100 = Cambio porcentual
      Viejo                Viejo

Si la población en 1980 era de 5.835.926 y la de 1970 era de 5.656.291, entonces el número "nuevo" es el total de 1980 y el "viejo" el de 1970. Por consiguiente:

5.835.926 - 5.656.291 = 179.635 = 0,0318 x 100 = 3,18 pct
          5.656.291              5.656.291

Otra manera de calcular el cambio porcentual:

Número Nuevo - 1 X 100 = Cambio porcentual
Número Viejo

5.835.926 - 1 = 0,0318 X 100 = 3,18 pct
5.656.291

2. INDICADORES ECONOMICOS: ESTADISTICAS PARA PERIODISTAS

Esta sección trata los problemas relacionados con la redacción de notas que contienen estadísticas. Comenzamos con los errores más comunes y luego analizaremos detenidamente algunos de los problemas más persistentes.


ERRORES COMUNES:

Los periodistas escriben sobre datos estadísticos que suben, bajan, etc, sin incluir los dos períodos que están siendo comparados. A continuación sigue una redacción equivocada:

El índice subió 4,7 por ciento entre abril-septiembre de 1998.

¿Cuándo fue que el índice subió? ¿Entre el final de abril y el final de septiembre? ¿Entre el final de marzo y el comienzo de septiembre? ¿Entre ese período y el período previo de seis meses? ¿O entre abril-septiembre de 1997 y abril-septiembre de 1998? Este tipo de redacción no lo precisa.

La regla es: toda referencia a un cambio (una subida o una bajada, un crecimiento o una contracción, etc.) debe especificar los dos períodos entre los cuales el cambio ha ocurrido.

Usted debe mencionar los dos períodos o usar algún tipo de referencia, como con relación al total del año pasado, para que el lector no tenga dudas sobre cuáles períodos son comparados.

En circunstancias específicas, esto se sobreentiende. En las notas sobre la bolsa de valores, por ejemplo, normalmente se sobreentiende que todas las alzas y las bajas están relacionadas con el cierre del día anterior. Entre las referencias más usuales se encuentran las comparaciones trimestrales, año-a-año, aunque este término es menos claro que respecto al año anterior y, por ende, es mejor usarlo con poca frecuencia (ver sección sobre Niveles, Cambios en los Niveles y Cambios en los Cambios.)


  • El PIB (Producto Interno Bruto) no se mide en porcentajes, sino en términos de dinero. El crecimiento del PIB es medido en porcentaje. Por lo tanto, es incorrecto decir que el PIB fue de dos por ciento el año pasado, sino que fue de x miles de millones de dólares, lo que representa un crecimiento del x pct..
  • La Inflación es confundida a la inversa. Con frecuencia vemos notas diciendo que la inflación subió o bajó dos por ciento. En realidad, los precios subieron dos por ciento o la inflación en el período fue de dos por ciento. En el caso que baje, se trata de una deflación y no de una inflación. Por ende, podemos decir que los precios bajaron dos por ciento o que la deflación fue de dos por ciento. Siempre hay que tener en cuenta que la inflación o la deflación no sube ni baja, respectivamente. Lo que sube o baja es el índice de precios.
  • Las Tasas de Cambio frecuentemente confunden a la gente. Debido a que el dólar estadounidense es actualmente utilizado como reserva monetaria en gran parte de los países del mundo, las monedas, en su mayoría, son cotizadas en dólares en términos de cuántas monedas locales se pueden comprar con un dólar. Si un doblón cae desde 2,0 por dólar a 3,0 por dólar, no significa que perdió el 50 por ciento de su valor en términos de dólar. Perdió el 33 por ciento. Esto se debe a que su valor, que antes era de 1/2 dólar, ahora equivale a 1/3 de dólar. Si la tasa se traslada de A a B, entonces el cambio en el valor de la moneda es igual a (A-B) / B x 100%. En el ejemplo del doblón, (2-3) / 3 x 100% = -33%. No obstante, cabe resaltar que el euro, la libra, el dólar australiano y el dólar neocelandés son cotizados al revés, en términos de cuántos dólares se puede comprar con cada una de esas monedas. Antes de la Segunda Guerra Mundial, la libra esterlina era la moneda utilizada como la reserva de los países y muchas monedas de la Mancomunidad estaban vinculadas a ella.
  • Algunos datos estadísticos son sólo relevantes en cierto momento en el tiempo, normalmente citado como una fecha determinada. En otros casos es necesario especificar un intervalo, como un mes. Por ejemplo, algunos periodistas escriben erróneamente que las reservas internacionales llegaron a tal nivel en un trimestre, cuando de hecho las reservas habrían variado de un día a otro durante el trimestre. Por ende, es necesario especificar el momento exacto en que las reservas se encontraban en ese nivel, lo que por lo general se trata del último día del trimestre. Por otro lado, es incorrecto otorgar una fecha exacta a datos que requieren de un intervalo, como cuando escribimos sobre los ingresos del gobierno durante un período de tiempo determinado (ver la sección sobre conceptos básicos)
  • Los puntos porcentuales son utilizados para medir la diferencia entre datos que son medidos en porcentajes. Si la tasa de desempleo subió de cuatro por ciento a seis por ciento, entonces el incremento es de dos puntos porcentuales, no de dos por ciento. Uno de los problemas que se detectan con frecuencia en la mesa de español es la confusión entre los puntos porcentuales y las tasas de variaciones porcentuales. Por ejemplo, si el Banco Central de Roma baja las tasas de interés en 0,25 puntos porcentuales (a 5,25 pct desde 5,50 pct), eso no quiere decir que el recorte fue de 0,25 por ciento, sino de 0,25 puntos porcentuales. Asimismo, los puntos porcentuales pueden ser sumados o restados directamente. Por ejemplo, 0,50 puntos porcentuales más 1,75 puntos porcentuales equivalen 2,25 puntos porcentuales. Pero eso no puede hacerse con las tasas. Si, por ejemplo, la tasa de inflación de enero fue de 1,5 por ciento y la de febrero de 2 por ciento, el total combinado del período no es la suma de ambos números. Los puntos base son usados en los mercados de deuda para describir una centésima parte de un punto porcentual. Pero es un término especializado que debe ser utilizado sólo en las notas de deuda.


  • Las comparaciones son necesarias, pero el período escogido para las comparaciones puede, en ocasiones, ser más reciente que el año anterior. Si el dato no es estacionalizado, se debe mostrar el período anterior en vez de, o además de, el mismo período del año anterior.
  • Las tasas son frecuentemente usadas sin explicar lo que son. Una tasa es una cosa dividida entre otra, pero raras veces decimos qué son esas dos cosas. Si la tasa de ahorro es la proporción de los ahorros con relación a los ingresos, hay que decirlo. La tasa de desempleo es otro ejemplo. La tasa de desempleo es la fracción de trabajadores disponibles que no tienen empleo (bajo la definición del gobierno), dividido entre el número de trabajadores en la fuerza laboral (no la población total).
  • Los informes fiscales del gobierno deben estar enfocados sobre los balances de los presupuestos fiscales –los déficits y los superávits– salvo que éstos sean normalmente cero. Si ese es el caso, hay que decirlo. Si los datos fiscales son usados, hay que identificar el período.
  • Las tablas son muy útiles. Si su nota es un bloque de números, es mejor recortar texto y añadir una tabla.
  • Los datos económicos nacionales más relevantes deben ser expresados como una fracción del PIB: Las inversiones podrían aumentar el próximo año a 8.900 millones de dólares, 17 por ciento del PIB. Este tipo de redacción es muy útil para los lectores internacionales.


CONCEPTOS BASICOS: INVENTARIOS Y FLUJOS

Los periodistas deben saber si están escribiendo sobre inventarios (existencias) o sobre flujos. Normalmente, estos términos no son usados en las notas, pero cometerá errores si no conoce la diferencia entre ellos.

Imagine un tanque que se llena de agua. La cantidad de agua almacenada en un momento dado en el tanque es el inventario. Para describirla, hay que decir la cantidad guardada y el momento en que estaba allí: se puede decir que hay 1.000 litros en el tanque en este momento o que había 900 litros en el tanque a las 2 de la tarde. Pero el ritmo con que ingresa el agua es el flujo. En este caso hay que dar la cantidad que ingresó y el período en que eso sucedió: 180 litros en los últimos 10 minutos.

Definición: el inventario es la cantidad almacenada en un momento determinado, no en un intervalo. Ejemplos típicos de inventarios son los niveles de deuda, de las reservas internacionales y de empleo. Aún cuando estas cifras pueden haber aumentado o disminuido en un período dado, sólo son relevantes en una fecha determinada y es necesario especificarla. Es correcto decir, por ejemplo, que las obligaciones extranjeras sumaban 180.000 millones al 30 de junio. Es incorrecto decir: las deudas de las compañías sumaron 1.300 millones de dólares en los 12 meses que culminaron el 31 de marzo.

Para complicar las cosas un poco, hay situaciones en que los datos son citados como el promedio de un período determinado. En ese caso es correcto decir que la deuda promedio de una compañía fue de 1.300 millones de dólares en 1998. En el caso de los precios de las acciones, el promedio se sobreentiende. Lo mismo sucede con los datos laborales. Cuando decimos que el empleo en marzo fue de 4,2 millones, en realidad la cifra se refiere al empleo promedio, dado que el número de personas empleadas habría fluctuado durante el mes.

Un flujo es el movimiento de algo a través del tiempo y se debe especificar el intervalo relevante. Estos son ejemplos de flujos: PIB, déficits de la cuenta corriente, ganancias, ingresos, ventas de vehículos, la cosecha de manzanas. Pero hay muchos más. La mayoría de las cifras que nosotros manejamos son flujos y generalmente son medidas en términos de meses, trimestres, o años.

Por ello, es incorrecto decir: el déficit de la cuenta corriente al 30 de junio fue de 18.700 millones de dólares. Por ser un flujo, los datos de la cuenta corriente necesitan una definición de su intervalo. Ejemplo: el déficit de la cuenta corriente en el semestre que termina el 30 de junio fue de…


NIVELES, CAMBIOS EN LOS NIVELES Y CAMBIOS EN LOS CAMBIOS

Típicamente, un dato estadístico es un cambio en algo: un aumento, una caída, un crecimiento, una contracción, una expansión, etc. Pero es necesario saber si el nivel de algo está cambiando o el cambio está cambiando.

Ejemplo: el PIB en un año es de 100.000 millones de dólares. El año siguiente es 120.000 millones, así que creció en 20 por ciento entre los dos años. El nuevo nivel es 120.000 millones y el cambio es de 20 por ciento. En el tercer año, el PIB crece a 132.000 millones de dólares. Ahora el cambio es de 10 por ciento. El nivel cambió y el cambio también ha cambiado. Cuando la gente está confundida sobre este punto, dice cosas como que el PIB disminuyó, cuando de hecho fue el crecimiento del PIB el que disminuyó. En este caso, el PIB creció, pero no con la misma velocidad de antes.

El mismo error es frecuentemente cometido cuando se escribe sobre la inflación. La inflación es en sí misma un cambio en el nivel de algo más: los precios. Por ende, es incorrecto decir, la inflación subió 1,2 por ciento en 1997, cuando fueron los precios los que subieron. En realidad, la inflación fue de 1,2 por ciento. Por supuesto que la inflación (la tasa de cambio) puede subir por su cuenta. Si ése es el caso, hay que decir de qué porcentaje a qué porcentaje o que subió en tantos puntos porcentuales.

Cómo escribir sobre cambios: alzas y caídas, crecimiento, etc.

La mayoría de los problemas de ambigüedad en la redacción de datos estadísticos ocurre porque los periodistas no aclaran los períodos que están siendo comparados. Pero si estamos hablando sobre un aumento o una disminución de los datos, deben haber dos períodos involucrados. No se puede tener cambio sin dos períodos y un cambio carece de significado si el lector desconoce de cuáles dos períodos se habla.

Estos son los cálculos de crecimiento más comunes:

  • Para los datos relacionados con un flujo entre el valor de un mes, un trimestre o un año y el valor del mismo mes, trimestre o año del año anterior.
  • Para los datos de inventarios entre el nivel de un día en particular y el mismo día un mes, un trimestre o un año después. Pero en los datos de inventarios también se puede comparar el valor promedio de un día determinado de un mes, un trimestre o un año con el valor promedio de un día determinado de un mes, trimestre o año del año anterior.
  • En Estados Unidos y en otros países, los cambios en el PIB de un trimestre a otro son anualizados. Generalmente, son multiplicados por cuatro para poder comparar los cambios trimestrales con la tasa anual. No se deben anualizar los datos salvo que sea lo que concretamente se desea expresar.

Debido a que hay tantas maneras de medir los cambios, no se puede presumir que los lectores sepan de qué se está hablando. Hay que ser específico. Pero recuerde que es posible ser menos específico a medida que la historia se desarrolla. Una vez que haya establecido claramente que los cálculos de crecimiento del empleo se refieren a los cambios de un mes con respecto al mismo mes del año anterior, se puede definir con menos frecuencia o comenzar a llamarlo el crecimiento anual.

La siguiente sección presenta varias maneras –algunas de ellas recomendables, otras aceptables y el resto inaceptables -- de manejar los datos estadísticos. La lista obviamente no es exhaustiva. Pero muestra que si hay un tema recurrente en la redacción de cifras estadísticas es que las descripciones más correctas son frecuentemente las más aburridas y el estilo más interesante de escribirlas es normalmente el menos claro y preciso.

En todos estos ejemplos se puede sustituir cualquier dato de flujo por el PIB (puede probar con las ganancias corporativas, ventas al detalle o embarques de aceite de palma). Puede escoger uno de los estilos recomendados –con el que se sienta más cómodo– y usarlo en los boletines.

Estilos recomendados:

El PIB creció 2,2 por ciento entre el tercer trimestre de 1997 y el tercer trimestre de 1998. Esto expresa exactamente lo que ha sucedido. El PIB durante el tercer trimestre de 1998 fue 2,2 por ciento mayor que durante el tercer trimestre del año anterior.

El PIB fue 2,2 por ciento mayor en el tercer trimestre que 12 meses atrás. Esta redacción es correcta, pero más bien aburrida. Se puede usar cuando se requiere dejar en claro la comparación año a año.

El PIB creció 2,2 por ciento durante (pero no en) el año que terminó en el tercer trimestre. Esta redacción es muy buena. Durante deja en claro que el crecimiento ocurrió en el transcurso de ese año, no al ser comparado con el año anterior. Durante el año que culminó en septiembre sería un manejo incorrecto de los datos trimestrales.

El PIB de 1998 mostró un crecimiento de 2,2 por ciento con relación al año anterior.

El promedio de los precios anuales subió tres por ciento entre 1997 y 1998. No es ambiguo, pero los promedios anuales obligan al lector a pensar sobre el significado.

Los precios promedio de 1998 subieron tres por ciento frente al año anterior.

Estilos Aceptables:

El PIB creció 2,2 por ciento en el tercer trimestre con relación al año anterior (o desde el mismo período del año pasado). Este es un estilo común. No es ambiguo. Pero no es muy exacto, dado que el crecimiento no ocurrió en el tercer trimestre, sino a lo largo del año que culminó en el trimestre.

El PIB creció 2,2 por ciento en el tercer trimestre año a año. Este tiene el mismo problema que el ejemplo anterior. Además, el término año a año es una jerga y debe ser evitado. Hay muchas alternativas.

El PIB creció 2,2 por ciento en 1998. Redacción breve, pero muy común. El periodista invariablemente quiere decir que se produjo un crecimiento de 2,2 por ciento en todo el año 1998 frente a todo 1997, pero algunos lectores pueden interpretar la oración literalmente y entender que el PIB al final de 1998 fue 2,2 por ciento mayor que al comienzo del mismo año.

El PIB creció 2,2 por ciento en 1998 frente al año anterior. Mejor. Aunque estaría mejor si dijera: frente a todo el año anterior.

El PIB creció 2,2 por ciento en el tercer trimestre. Aceptable, si significa que el cambio se produjo con relación al trimestre anterior. Pero si pretende describir un cambio frente al período del año anterior es incorrecto y probablemente requiere una corrección.

La inflación del tercer trimestre año a año fue de tres por ciento. Es más preciso hablar sobre lo que ocurrió con los precios (como se recomienda en los ejemplos anteriores), que sobre lo que ocurrió con la inflación.

Estilos inaceptables:

El crecimiento anual del PIB fue 4,2 por ciento en el primer trimestre. Obviamente, algo está siendo comparado con algo de un año anterior, pero con este tipo de redacción no podemos estar seguros de qué es. No obstante, este estilo sería aceptable (y de hecho recomendable) más abajo en la nota, una vez quede en claro el tipo de cálculo "anual" que se está haciendo.

El PIB creció 2,2 por ciento en el año que culminó el 30 de junio. El lector no podrá discernir si la comparación se está realizando entre los segundos trimestres o entre dos años sucesivos.

La inflación fue de tres por ciento en 1998. Irremediablemente ambiguo.

La inflación fue de tres por ciento en el tercer trimestre. Parece probable que los precios del tercer trimestre están siendo comparados con los precios del año anterior. Pero no queda totalmente claro.

Hay un error que suele aparecer con frecuencia. El periodista habla sobre el crecimiento trimestral más fuerte de este año cuando quiere decir que el trimestre registró el crecimiento más fuerte con relación al mismo período del año anterior que cualquier otro trimestre de este año. No se puede hablar de crecimiento trimestral cuando el crecimiento se registra a partir del año anterior. La expresión crecimiento trimestral es entendida internacionalmente como los cambios entre dos trimestres consecutivos.

Si la historia que se está redactando mezcla cálculos diferentes, como sucede en ocasiones, entonces hay que ser exacto en la selección de las palabras. Típicamente, un periodista querrá citar primero el trimestre más reciente con relación al año anterior y luego pasar a hablar sobre el pronóstico del gobierno para todo el año en comparación con el año anterior. En circunstancias tan confusas, el periodista no se puede dar el lujo de usar un lenguaje vago.


ESTACIONALIDAD, VOLATILIDAD Y LAPSOS

La redacción de datos estadísticos se basa casi siempre en tratar de detectar una tendencia: la verdadera fluctuación de los datos, sin importar los efectos estacionales y la volatilidad. Necesitamos discernir cuándo la tendencia ha cambiado, cuándo –por ejemplo– el crecimiento se convirtió en una recesión, lo que significa que es necesario minimizar en lo posible los lapsos en los datos y siempre escribir de una manera que revele esos lapsos, en vez de pretender que no existen.

Estacionalidad:

Los periodistas y editores de Reuters entienden bien los problemas de comparar datos de dos períodos diferentes en el mismo año: los datos podrían ser rutinariamente más fuertes en cierto período del año que en otro. Un ejemplo de esto son las ventas al detalle, que en la mayoría de los países tienden a aumentar significativamente antes de la Navidad. Por lo tanto, no significa mucho decir que las ventas de febrero fueron inferiores a las de diciembre.

Este fenómeno –la estacionalidad– no está limitado a cierto período del año. Un mes puede ser más fuerte que otro porque tiene más días laborales. Incluso el número de jueves en un trimestre podría afectar los datos si algo sucede una vez a la semana durante ese día. Los ajustes estacionalizados buscan suavizar estas tendencias.

Cuando citamos datos estacionalizados, podemos compararlos con valores previos, independientemente de las fechas en que se producen. De esa manera, los déficits comerciales estacionalizados del tercer trimestre pueden ser comparados con los del segundo trimestre. Puede ser útil compararlos con el año anterior, pero sería innecesario hacerlo.

Los datos que cubren todo un año tienen poca o ninguna estacionalidad. Así que las ventas de autos en los 12 meses que culminaron el 31 de marzo pueden ser legítimamente comparados con las ventas de los 12 meses que culminaron el 28 de febrero. Hay que tomar en cuenta que esto incluye cambios a lo largo de un año. Por ello, un aumento del PIB entre el tercer trimestre de 1998 y el tercer trimestre de 1999 puede ser legítimamente comparado con el aumento entre los segundos trimestres. Si se quiere, se pueden comparar los datos que cubren todo un año con el año anterior, pero no es obligatorio hacerlo.

Datos no ajustados que cubren menos de un año deben ser comparados con el mismo período del año anterior. Hay dos excepciones: datos que el periodista sabe que no son estacionalizados y quizás datos en los que el efecto de la estacionalidad es muy pequeño, los cuales pueden ser usados siempre y cuando la estacionalidad sea mencionada y se suministren cifras comparativas del año anterior.

Cabe resaltar que debido a que la estacionalidad incluye efectos del calendario adicionales a las estaciones del año, no se puede eliminar totalmente con sólo las comparaciones del año anterior. Si, por ejemplo, las manzanas son recogidas los lunes y los miércoles, el último mes podría reflejar un mayor número de manzanas recogidas sólo porque tuvo más lunes y miércoles que el mismo mes del año pasado. Así que, incluso en ocasiones en que se están realizando comparaciones con cifras del año anterior, es conveniente usar datos estacionalizados si están disponibles.

Volatilidad

La ignorancia de los periodistas en torno a la volatilidad es una de las principales razones por las cuales muchos analistas profesionales desconfían de los medios de comunicación.

Por favor evite exagerar la importancia de un solo movimiento en una serie volátil de datos. Si los datos son rutinariamente volátiles, hay que decirlo, quizás mencionando algunas medidas recientes para ilustrar la volatilidad o debería darle igual peso a movimientos de más largo plazo para reducir la volatilidad. El trabajo del periodista es discernir y describir la tendencia. A nadie le interesa el dato más reciente de una serie de cifras volátiles. El tema de importancia es la verdadera dirección de la tendencia (hacia abajo o hacia arriba) y su fortaleza.

El siguiente párrafo describe legítimamente una gran fluctuación dentro de una serie de cifras volátiles, evita sobredimensionar la importancia de las cifras e informa al lector cuál parece ser la tendencia.

Las ventas de refrigeradores coreanos saltaron a un total estacionalizado de 130.200 en enero, un aumento de 5,2 por ciento frente al mes anterior y de 3,0 por ciento con relación a enero del año pasado. Aun cuando el pronunciado incremento fue precedido por una disminución de 2,8 por ciento en diciembre, cada mes desde junio ha mostrado un crecimiento de al menos dos por ciento frente a los datos del año anterior.

Observe que los datos a corto plazo son más volátiles que los datos a largo plazo. Estas ventas de refrigeradores coreanos probablemente muestran una significativa tendencia constante si se comparan con las cifras del año anterior. Pero eso introduce el problema de los lapsos.

La necesidad de poner la volatilidad a corto plazo (ruido estadístico) en contexto tiene la misma importancia cuando se escribe sobre los informes de bolsa. El índice industrial Dow Jones no se desploma si la caída fue de 100 puntos, ya que el rango intradiario de alzas y bajas (medidos a lo largo del mes) es de 110 puntos. Similarmente, los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 30 años no se desploman o se disparan si fluctúan en un punto cuando las fluctuaciones de un punto (32/32 centavos) ocurren con regularidad. Hay que guardar esos términos para movimientos verdaderamente significativos en relación con la reciente actividad del mercado. Una de las mejores formas de hacer una rápida revisión visual para determinar si los cambios del mercado son verdaderamente significativos o si la volatilidad ha provocado algún cambio en la tendencia general, es ver los gráficos de la reciente actividad de los precios (por hora, día, semana o mes) utilizando Reuters Graphics.


Lapsos (lags, en inglés)

Idealmente, queremos hablar de lo que está sucediendo en este momento. Somos periodistas, no historiadores. El problema es que nunca tenemos los datos para este instante. Podemos obtener los datos de la semana pasada, pero no los de hoy o los de esta semana.

Incluso si obtenemos datos verdaderamente recientes, digamos los del mes pasado, estos no significan nada si no los comparamos con un período previo, como el mes anterior. De esa manera, podríamos determinar, por ejemplo, que nuestros datos aumentaron entre enero y febrero. Pero entonces ya no estamos hablando de un suceso que ocurrió en febrero. Hablamos de entre enero y febrero, que no es lo mismo que febrero, sino un período ligeramente anterior. ¿Es eso importante? En ese ejemplo, no mucho. Pero en el siguiente ejemplo es muy importante.

Digamos que el Producto Interno Bruto (o las ganancias corporativas) mostró un crecimiento de 2,3 por ciento en el tercer trimestre de 1999 frente al tercer trimestre del año anterior. Así que ahora, a finales de 1999, a veces decimos que el crecimiento del PIB es de 2,3 por ciento. Lo cual es incorrecto. Fue de 2,3 por ciento, ya que no tenemos ninguna idea de lo que es ahora, en el cuarto trimestre.

Entonces escribimos que el crecimiento del PIB fue de 2,3 por ciento en el tercer trimestre de 1999. Eso también es incorrecto. Fue de 2,3 por ciento entre el tercer trimestre de 1998 y el de 1999. No fue ahora y tampoco en el tercer trimestre, sino durante todo el año que terminó en el tercer trimestre. Nuestros datos de crecimiento del PIB son realmente viejos, están rezagados. Eso significa que este cálculo no mostraría un cambio hasta que hayan transcurrido varios trimestres. Así que la primera oración del próximo párrafo estaría equivocada.

Datos oficiales muestran que el consumo de crudo aumentó en septiembre. El consumo aumentó 2,3 por ciento en septiembre frente al año anterior, en comparación con una caída anual de 1,1 por ciento observada en agosto.

En base a esas cifras, todo lo que podemos decir es que hubo cierto fortalecimiento durante el año que culminó en septiembre. No tenemos idea de lo que sucedió sólo en septiembre o incluso entre enero y septiembre.

Los datos para todo el año pueden incluso ser más confusos. No se engañe al pensar que está escuchando hablar sobre el estado actual de la economía cuando le dicen en febrero que el crecimiento del PIB de todo el año pasado fue de 1,6 por ciento. Una comparación de ese tipo puede mostrar los cambios de tendencia que ocurrieron varios meses atrás, pero no lo que está sucediendo en la economía en este momento. Este tipo de dato tiende a ser el menos actual de todos los cálculos citados en el periodismo económico.

¿Entonces qué hacemos en esta situación? Una de las fórmulas es minimizar los lapsos utilizando movimientos de menor plazo, de un trimestre al próximo. Desafortunadamente, en ese caso por lo general se requieren datos estacionalizados, los cuales no siempre están disponibles, y por otro lado acentúa la volatilidad. Si debemos basarnos en cambios que han ocurrido a lo largo de todo un año, entonces debemos por lo menos escoger palabras que no oculten los lapsos. La mejor redacción de datos estadísticos muestra los lapsos claramente. La mejor redacción posible no diría que las ventas aumentaron dos por ciento en el segundo trimestre frente al año anterior (o año a año). Aun cuando dijimos que éste es un estilo aceptable, ahora debería tener claro que esto da a entender que el aumento ocurrió en el segundo trimestre, cuando de hecho se produjo durante el año que culminó en el segundo trimestre.

Este sería un buen momento para revisar nuevamente los estilos con los que se describen los cambios estadísticos discutidos previamente.

CONVERSIONES

Tenemos dos problemas con las conversiones: la precisión con que las calculamos y la precisión con que las escribimos en las notas. Generalmente tenemos muy poca de una y demasiado de la otra.

Debemos comenzar por hacer un cálculo de conversión preciso y luego redondear esa conversión cuando la incluyamos en la nota, tratando que el grado de precisión sea equiparable al de la cifra original.

Para realizar cálculos precisos:

Use los factores de conversiones más precisos disponibles, preferiblemente un mínimo de cuatro dígitos (por ejemplo, una libra equivale 0,4536 kilos)

Luego proceda a redondearla:

Después de haber calculado la medición usando factores muy precisos, debemos redondearla hasta el mismo grado de precisión del número original. La conversión publicada no debería ser más precisa que la cifra original. No se debe decir que la aldea se encuentra a 100 kilómetros (62,139 millas) de la ciudad. Es suficiente decir 62 millas, o incluso unas 60 millas, dependiendo de qué tan precisa sea la distancia de 100 kilómetros.

Salvo que haya alguna razón para pensar que el número redondeado (ejemplo 1.200) es preciso y es necesario hacer una conversión exacta, hay que presentar una conversión con el mismo número de dígitos significativos o uno más.

3. PRESUPUESTOS GUBERNAMENTALES

Sobre qué escribir:

El dato más importante en el presupuesto de un gobierno es casi siempre el balance del mismo, ya sea un superávit o un déficit. Y eso sería normalmente nuestro lead. En algunos países, el balance del presupuesto debe ser por ley igual a cero. Sólo en ese caso es mejor concentrarnos primero en los niveles de gastos y de ingresos. Y si el balance es normalmente cero, hay que decirlo.

El superávit o el déficit es la diferencia entre los egresos y los ingresos. El balance es el dato más importante porque determina la cantidad de dinero que el gobierno debe pedir prestado para financiar su déficit y esa demanda adicional puede conducir a un aumento en el costo del dinero, es decir a un alza en las tasas de interés. Asimismo, si el presupuesto de un gobierno arroja un superávit, el gobierno puede repagar su deuda y eso podría conducir a una disminución de las tasas de interés.

No obstante, nuestros lectores están generalmente no sólo interesados en la magnitud del balance, sino en cómo difiere de las expectativas. Es muy sabio realizar un sondeo de analistas para determinar sus expectativas promedio y el grado de incertidumbre de los mercados antes de que el gobierno anuncie sus cifras del presupuesto.

Recuerde también que un presupuesto es un pronóstico sobre el futuro, no una evaluación del pasado. Así que el próximo tema es cómo espera el gobierno alcanzar su meta pronosticada. Nosotros debemos explicar eso. La aritmética que debemos delinear es la siguiente: punto de partida + medidas fiscales o cambios de política = balance pronosticado.

El punto de partida es lo que el presupuesto sería si el gobierno no introduce nuevas medidas fiscales o cambios de política, como impuestos nuevos o modificaciones a los impuestos existentes o nuevas iniciativas de gastos. El punto de partida aumenta o disminuye con el estado de la economía, porque una economía débil naturalmente genera menos ingresos fiscales. La gente paga menos impuestos cuando es más pobre. Si el gobierno provee seguro social, entonces eso ejercerá aún más presión sobre el presupuesto cuando el desempleo sube. Las medidas o los cambios de las políticas son cruciales para las noticias sobre el presupuesto. Si el gobierno no ha suministrado las cifras exactas de sus medidas, hay que tratar en lo posible de darle al lector una idea del valor de los nuevos programas.

Los bonos o los programas de endeudamiento (la cantidad de dinero que el gobierno piensa conseguir prestado), si es que los hay, son de gran importancia para nuestros lectores de mercado. Debemos informar sobre las emisiones brutas de bonos, las emisiones netas de bonos (las emisiones brutas menos las recompras o las redenciones) y cualquier indicación de los plazos.

Recuerde incluir el contexto para informarle al lector cuál fue el déficit o el superávit el año pasado. Los gobiernos tienden a pronosticar mejoras en los balances presupuestarios, pero evitan decir después si alcanzaron esas metas o cual es el superávit o déficit de los 12 meses que culminaron en la fecha actual o en el último año.

También hay que recordar que la mayoría de los gobiernos usan sistemas de contabilidad basados en los flujos de caja -no sistemas de base acumulativa, como la mayoría de las compañías- y por ende los gobiernos también pueden incluir ingresos extraordinarios, como los de las privatizaciones, junto con los ingresos fiscales regulares para luego anunciar que obtuvieron un superávit de ingresos con relación a los gastos.

Cómo escribirlo:

Las cifras fiscales son casi siempre datos de flujos (ver arriba la sección sobre Conceptos Básicos). Así que es necesario especificar los períodos de los gastos, ingresos y balances. La siguiente redacción es incorrecta: El gobierno anunció nuevos beneficios del seguro social con un costo de 600 millones de dólares. ¿Son esos 600 millones para el transcurso de un año? ¿O para la duración del programa? Hay que ser específico.

El período estándar que se debe citar es un año. Pero un obstáculo serio es que las medidas fiscales frecuentemente toman tiempo para entrar en vigor. Así que podría ser necesario informar sobre el valor de la medida para el año venidero (el período que más interesa a los mercados) y el valor de su primer año completo de operación (lo que otorga una idea más precisa de su verdadero efecto fiscal).

Los datos fiscales son extremadamente estacionalizados, ya que los impuestos tienden a ser pagados por las compañías sólo en algunos días o algunos meses del año. Si está manejando cifras mensuales, trimestrales o de lo que va del año, hay que compararlas con el mismo período del año anterior.

Un buen método de análisis fiscal entre presupuestos es comparar los datos de los últimos 12 meses o de los últimos cuatro trimestres (presumiendo que se cuenta con actualizaciones mensuales o trimestrales del presupuesto). Este análisis de 12 meses elimina la estacionalidad en gran medida. Así que se pueden comparar los ingresos de los 12 meses que terminaron en agosto con los 12 meses que culminaron en julio, minimizando el lapso del análisis. Hay que expresar los datos como porcentaje del PIB, una medición que de inmediato significa algo para la gente que no sigue de cerca las finanzas del país.

Las tablas son muy útiles en los informes fiscales y deben ser usadas cada vez que sea apropiado.

4. CONTABILIDAD PARA RESULTADOS CORPORATIVOS

No es necesario que los periodistas de Reuters sean contadores, pero se requiere que conozcan el lenguaje de la contabilidad y puedan leer los estados de resultados y los balances generales para poder escribir con precisión sobre el desempeño de las compañías.

A continuación incluimos un sumario de terminología clave de contabilidad tradicional basada en los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA). También incluimos la terminología utilizada por First Call, la firma de consultores usada por la Mesa de Valores de Reuters en Nueva York y por muchos analistas estadounidenses, para sondear las expectativas de los mercados sobre los resultados.

PRINCIPALES COMPONENTES DE LOS ESTADOS DE RESULTADOS QUE DEBEN RESALTARSE EN LAS NOTAS DE REUTERS Y TERMINOLOGIA CLAVE:

En las revisiones de los reportes de utilidades, de arriba hacia abajo, los componentes en los que estamos normalmente interesados como periodistas son resaltados en NEGRITA en la tabla que suministramos a continuación.

INGRESOS/VENTAS/FACTURACION

(Los ingresos recibidos a través de operaciones ordinarias del negocio, descontando los ingresos o egresos extraordinarios como la venta de terrenos en el caso de una empresa que fabrica lápices)

MENOS LOS COSTOS DE LOS BIENES VENDIDOS

(Los costos directos de producir los bienes, como la mano de obra y materiales en el caso de manufacturas)

DA COMO RESULTADO LA UTILIDAD BRUTA

(Las utilidades después de la deducción de los costos de los bienes vendidos, pero antes de tomar en cuenta los gastos fijos. Este dato no siempre se divulga)

SI A ESO SE LE RESTAN LOS GASTOS GENERALES, DE VENTAS Y DE ADMINISTRACION

(Conocidos como gastos fijos corporativos, no siempre se divulgan)

DA COMO RESULTADO LA UTILIDAD OPERATIVA

(Ganancias Antes de Intereses e Impuestos (EBIT, por sus siglas en inglés) o a veces Ganancias Antes de Intereses, Impuestos, Depreciación y Amortización (EBITDA). Esta es la definición tradicional de la utilidad operativa y es usada por muchas compañías y analistas. Pero no es la que usa la firma estadounidense de consultores First Call, que es utilizada en notas provenientes de la Mesa de Valores de Nueva York)

SI A LA UTILIDAD OPERATIVA SE LE RESTAN:

IMPUESTOS E INTERESES

INTERESES MINORITARIOS / PARTICIPACION

EN OTRAS EMPRESAS

DA COMO RESULTADO LAS GANANCIAS NETAS/BENEFICIOS DESPUES DE IMPUESTOS: (Tradicionalmente, las ganancias netas después de impuestos son el componente más importante, ya que constituyen el elemento utilizado para calcular las ganancias por acción. Este es el componente que First Call llama ganancia operativa y que la Mesa de Valores de Nueva York llama OPER en los boletines de RT. Con este término, First Call se refiere a las ganancias después de impuestos generadas a través de las operaciones existentes de la compañía que excluyen ingresos/egresos extraordinarios)

GANANCIA POR ACCION (GPA)

La ganancia neta después de impuestos, dividida entre el número de acciones en circulación, da como resultado la GPA BASICA, en la terminología de la Junta de Normas de Contabilidad Financiera de Estados Unidos (FASB, por sus siglas en inglés).

Las ganancias netas después de impuestos, divididas entre el total de acciones en circulación y las acciones que serían emitidas si todos los bonos convertibles y todas las opciones son ejecutadas, da como resultado la GPA DILUIDA bajo los términos de la FASB.

(NOTA: algunas compañías de Internet en Estados Unidos, que aún no son rentables bajo los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados, usan un protocolo de contabilidad especial llamado GPA EN EFECTIVO. En ocasiones llaman a esto ganancias operativas. Esto, por lo general, equivale a las EBITDA y excluye las amortizaciones de los costos generados como resultados de fusiones. No forma parte de los PCGA, pero First Call y muchos analistas estadounidenses usan el término para las compañías de Internet).

INGRESOS/EGRESOS EXTRAORDINARIOS

Estas son las ganancias o los costos especiales no recurrentes que pueden producirse como consecuencia de una reestructuración, fusión, litigio o la ventas de bienes.

GANANCIAS NETAS/UTILIDADES DESPUES DE COMPONENTES EXTRAORDINARIOS

El resultado final ganancia/perdida, el neto de todos los componentes extraordinarios, a veces llamado por First Call Utilidad Neta Total Reportable o simplemente NET en los boletines de la Mesa de Valores de Nueva York de Reuters.

(NOTA: En los casos en que las empresas no reportan componentes extraordinarios, entonces obviamente el renglón GANANCIAS NETAS DESPUES DE IMPUESTOS será el mismo que las GANANCIAS NETAS DESPUES DE COMPONENTES EXTRAORDINARIOS, lo que First Call llama NET.)

El asunto es que los periodistas/editores no deberían obsesionarse demasiado con la terminología. Pero deberían pensar conceptualmente sobre cuáles son los términos que están siendo utilizados y luego, en los URGENTES y ACTUALIZACIONES, añadir algo de contexto para explicar lo que son. El término ganancias operativas, en particular, es utilizado por diferentes analistas para decir cosas diferentes, así que los periodistas deben estar seguros de lo que se quiere decir cuando es usado y deben explicar al lector cuál de los componentes del estado de ganancias y pérdidas es el que está siendo mencionado.

Por ejemplo, podemos escribir ganancias netas después de impuestos o ganancias netas después de impuestos y antes de componentes extraordinarios. O, utilizando los términos de First Call, ganancias operativas después de impuestos y antes de componentes extraordinarios. De la misma manera, podemos escribir ganancias netas después de componentes extraordinarios o ganancias netas después de cargos.

¿QUE SE DEBE ANUNCIAR EN LOS BOLETINES Y/O EN EL ¨LEAD¨ DE LAS NOTAS SOBRE GANANCIAS?

BOLETINES: Normalmente, los periodistas de Reuters deben enviar boletines sobre los siguientes anuncios corporativos:

  • Ganancias Por Acción Diluida
  • Ganancias Netas Después de Impuestos
  • Ganancias Netas Después de Factores Extraordinarios
  • Ventas o Ingresos
  • Cualquier otra noticia significativa, como cambios en las expectativas de ganancias de la compañía o cambios en la gerencia o cambios en los pagos de dividendos.


CON QUE ABRIR EL ¨LEAD¨

  • El criterio periodístico debe determinar cuál es la información más importante y eso es lo que se debe usar para abrir la nota. ¿Se produjo una gran caída en las ganancias netas después de impuestos? ¿Las ganancias por acción estuvieron por debajo o por encima de las expectativas? ¿Hay grandes componentes extraordinarios que crean una gran brecha entre las ganancias netas antes y después que estos sean tomados en cuenta?
  • Si tiene dudas, abra con el resultado final. Es decir, las ganancias netas después de los componentes extraordinarios. Si no hay componentes extraordinarios, entonces puede abrir con las ganancias netas después de impuestos. Tradicionalmente, los analistas se han concentrado en las ganancias netas después de impuestos, pero antes de los componentes extraordinarios. Sin embargo, con el auge de las fusiones y las reestructuraciones de los últimos 10 años, muchas compañías han comenzado a anunciar componentes extraordinarios casi todos los años. Incluso el Wall Street Journal está ahora abriendo sus notas con las ganancias netas después de componentes extraordinarios.
  • No obstante, si opta por abrir el lead con algo distinto del resultado final, entonces éste debe ser incluido en alguna parte en el urgente.

LINEAMIENTOS PARA ESCRIBIR NOTAS SOBRE RESULTADOS CORPORATIVOS

A continuación sigue un ejemplo de cómo escribir un urgente y después una actualización de los resultados corporativos de una compañía estadounidense. Las prácticas de contabilidad varían de país en país, pero la estructura general de las notas corporativas debería ser similar.

Los objetivos principales son:

  • Añadir valor al anuncio de la compañía suministrando los comentarios de analistas y contexto.
  • Escribir para un lector que puede obtener su información a través de una pantalla de RT, una página de Internet o diarios como Wall Street Journal y el Financial Times de Londres.
  • Sacar los urgentes y actualizaciones rápidamente. Debe tratar de sacar el urgente 15 minutos después del último boletín y la primera actualización 30 minutos después del urgente.


Notas previas y ¨templates¨:

Una manera de alcanzar la meta de transmitir el urgente 15 minutos después del boletín y la actualización 30 minutos después del urgente es escribir notas previas (conocidas en inglés como curtain raisers) sobre las previsiones en torno a las ganancias corporativas citando expectativas de analistas.

Porciones de esta nota pueden luego ser usadas como contexto en los urgentes y en las actualizaciones una vez que los resultados sean anunciados.

Otra manera de hacer esto es preparar un boceto o modelo del urgente antes del anuncio de las ganancias, agregando las expectativas de analistas y datos de los resultados de períodos anteriores como antecedentes.

Preparar los modelos y el material para los antecedentes de notas de ganancias adelantándonos al anuncio debería ayudar a disminuir la presión sobre el periodista una vez que se conozcan las cifras. Cuando sea necesario, equipos de periodistas deberían trabajar juntos para que mientras uno de ellos participa en una conferencia telefónica con analistas, otro pueda estar redactando al mismo tiempo la primera actualización.

Debemos ser flexibles. Un modelo escrito de antemano nos puede meter en problemas si el anuncio de la compañía tiene sorpresas. Recuerde que un modelo escrito previamente para una compañía de Internet, que reporta ingresos y costos pero pocas ganancias, se vería muy diferente al modelo para una compañía madura, ya que los analistas van a concentrarse en el primer caso sobre el flujo de caja y las ganancias operativas y en el segundo caso sobre las ganancias netas después de intereses e impuestos. Lo importante es determinar lo que el mercado quiere ver.

Ejemplo de un urgente escrito de antemano:

Con suerte, este ejemplo de una nota ficticia le ayudará a preparar un urgente antes del anuncio.

EMPRESAS-TENDEDOS (URGENTE)

Ganancias de Tendedos (RIC) suben XX pct en 4to trimestre, supera expectativas

NUEVA YORK, ene xx (Reuters) - Tendedos Inc., el mayor fabricante mundial de botones, dijo que sus ganancias fiscales del cuarto trimestre superaron las expectativas al aumentar en xx por ciento, gracias a menores impuestos y a una mayor demanda de sus productos en la Internet.

El primer párrafo debe definir a la compañía (la más grande de su industria, la más grande en Estados Unidos, etc). Trate de usar la menor cantidad de números en el lead, preferiblemente sólo el cambio porcentual. Coloque la cifra en contexto: fue mayor o menor a las expectativas. Y especifique las razones por las cuales las ganancias aumentaron o disminuyeron.

Puede ser peligroso tratar de preparar esta nota y muchas veces podría ser necesario esperar hasta que la compañía haga el anuncio.

Ejemplo de primer parrafo.

El fabricante de la marca de productos Cachivaches, con sede en Nueva York, dijo que sus ganancias operativas, excluyendo componentes extraordinarios, aumentaron/disminuyeron a xxx millones de dólares, ó xx centavos de dólar por acción, frente a los xxx millones de dólares, ó xx centavos por acción del trimestre del año anterior.

El segundo párrafo también puede ayudar a definir la compañía. Es importante mencionar sus marcas al inicio de la historia. Recuerde que los nombres hacen noticias. Debemos estipular que las cifras en las que nos estamos concentrando son antes de componentes extraordinarios, si es que hay algunos para ese período.

Analistas pronosticaron, en promedio, una ganancia por acción de xx centavos, según datos de First Call/Thomson Financial. No obstante, los llamados "whisper estimates¨ (proyecciones de última hora de los analistas) eran de xx-xx centavos, dijo el economista de la industria Fulano deTal, de la firma de corretaje Coveritall, poco antes de que los resultados fueran anunciados.

El tercer párrafo contiene la crucial comparación con los pronósticos. Además de una firma bien organizada como First Call, se pueden obtener los cálculos de otros analistas en el mercado, llamados "whisper numbers¨ (proyecciones de última hora de los analistas) en Estados Unidos. Esto es particularmente importante en el caso de las acciones de tecnología.

Las acciones de Tendedos se negociaban con un alza/baja de xx dólares, a xxx dólares, el más alto/bajo nivel en un año/tres meses, cinco/10 minutos después del anuncio. Previamente, la acción reflejaba una caída/subida de xx, a xx dólares. Las acciones de la compañía han subido xx por ciento en lo que va de año, el doble de su rival TacaTica.com, en medio de expectativas de sólidas ventas en China, tras la firma de un acuerdo anual de 2.000 millones de dólares para suministrar botones.

El cuarto párrafo. Aquí hablamos sobre los precios de las acciones. Debemos agregar contexto en términos de "el más alto o el más bajo desde…" donde sea posible hacerlo. También podemos agregar el volumen de las negociaciones de las acciones donde sea apropiado.

Los ingresos del cuarto trimestre aumentaron xx por ciento a X.XXX millones de dólares desde los X.XXX millones del mismo período del año anterior. Las ganancias de Tendedos subieron xx por ciento a XX dólares, ó xx centavos por acción, desde los XX dólares, ó xx centavos, de 1999. Los ingresos para todo el año aumentaron xx por ciento a X.XXX millones de dólares.


El quinto párrafo. Los ingresos para el trimestre deben ser los próximos a incluir, salvo que sean las cifras más importantes, en cuyo caso deberían aparecer en el lead. Asimismo, en América Latina, donde las tasas de interés y los tipos de cambio tienden a ser volátiles –lo que distorsiona las cifras de ganancias después de intereses e impuestos –, los analistas tienden a concentrase en las mediciones del flujo de caja, ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones o amortizaciones. Eso significa que esas cifras deberían estar en el primer párrafo. Deberíamos también dar cifras para todo el año en los urgentes, haciendo al mismo tiempo énfasis en las cifras del período más reciente.


Cómo escribir las actualizaciones de ganancias

Una vez que el urgente está en el hilo, debemos concentrarnos rápidamente en hacer una primera actualización. Eso podría verse de esta manera:

EMPRESAS-TENDEDOS (ACTUALIZA 1)

ACTUALIZA 1-Ganancias de Tendedos (RIC) aumentan por demanda de Internet

(Agrega citas de analistas y contexto)

NUEVA YORK, ene xx (Reuters) – Tendedos Inc., el mayor fabricante mundial de botones, dijo que sus ganancias fiscales del cuarto trimestre superaron las expectativas al aumentar en 33 por ciento, gracias a menores impuestos y a una creciente demanda de sus productos en la Internet.

"Estos tipos se están convirtiendo rápidamente en los McDonald´s del mundo de los botones", dijo Juan Sabemucho, un director de Meterilas Investments Inc., quien maneja un fondo de 5.000 millones de dólares. "El fuerte crecimiento de sus ganancias es particularmente sorprendente, dado el ambiente de altas tasas de interés en el que están operando".

Las probabilidades de conseguir rápidamente una cita tan buena como esta son escasas, pero siempre hay que intentarlo porque es lo que realza la nota. En nuestras coberturas debemos poder reconocer con velocidad comentarios como estos, que respaldan el primer párrafo y agregan color y credibilidad a la historia. Trate usar citas que aborden la esencia de la historia (en este caso ganancias que superan las previsiones) y evite las que repiten lo que ya se ha dicho o que usan exactamente el mismo lenguaje del primer párrafo. A veces tenemos que hacer la misma pregunta de diferentes maneras para poder conseguir la cita que estamos buscando.

El fabricante con sede en Nueva York de la marca de productos Cachivaches dijo que sus ganancias operativas para el trimestre que terminó el 31 de diciembre aumentaron a 400 millones de dólares, ó 20 centavos de dólar por acción, frente a los 300 millones de dólares, ó 13,3 centavos por acción, del trimestre del año anterior.

Analistas habían pronosticado en promedio una ganancia por acción de 17 centavos, según datos de First Call/Thomson Financial. No obstante, las proyecciones de útlima hora de los analistas apuntaban a una ganancia por acción de entre 18 y 20 centavos, dijo el analista de la industria Fulano deTal, de la firma de corretaje Coveritall, poco antes de que los resultados fueran anunciados.

Las acciones de Tendedos se negociaban con un alza de 3,75 dólares, a 52,37 dólares, el más alto nivel alcanzado en los últimos 12 meses, unos cinco minutos después del anuncio. Previamente, la acción reflejaba una caída de 2,0 dólares, a 50,37 dólares.

Las acciones de la compañía han subido en 68 por ciento en lo que va de año, el doble de su rival TacaTica.com, en medio de expectativas de sólidas ventas en China, tras la firma en noviembre de un acuerdo anual de 2.000 millones de dólares para suministrar botones.

Por otro lado, la decisión del gobierno de reducir los impuestos sobre los botones producidos en Estados Unidos, como parte de un intento de evitar que puestos de trabajo de ingeniería sean transferidos a Asia y a América Latina, también ha beneficiado a Tendedos.

Los ingresos del cuarto trimestre aumentaron en 20 por ciento, a 1.200 millones de dólares, desde los 1.000 millones del mismo período del año anterior. Para todo el año, las ganancias de Tendedos subieron 15 por ciento a 1.500 millones de dólares, ó 75 centavos por acción, desde los 1.110 millones dólares, ó 56 centavos, de 1999.

El presidente ejecutivo de Tendedos, Jeremy Zorroviejo, dijo que el panorama para 2000 es incluso mejor. "Nuestro único problema actualmente es la contratación de suficiente personal para hacerle frente a la avalancha de pedidos", dijo.

Zorroviejo minimizó las preocupaciones de que los costos para enfrentar una mayor competencia en la Internet podrían reducir los márgenes de ganancias. "Eso realmente no tendrá impacto sobre nuestra estructura de costos o sobre nuestras ganancias por acción", dijo en un comunicado.

Aquí estamos agregando al urgente los comentarios más destacados del comunicado de la empresa. Es importante mantenerse atento a las expectativas de futuras ganancias, ya que probablemente tendrán tanto impacto sobre los precios de la acción como los verdaderos resultados y a veces hay que incluirlos en el urgente.

Si no conseguimos una cita de alguna fuente independiente para la primera actualización, podemos usar una cita de la compañía, como la de los incrementos de los pedidos en el segundo párrafo. Lo que queremos evitar es usar comentarios del presidente ejecutivo alabando la gestión de la compañía, cuando los analistas piensan que el desempeño ha sido deficiente. Si podemos presentar 10 párrafos bien escritos en 30 minutos para la primera actualización, habremos servido bien a nuestros clientes y habremos aligerado la presión sobre nosotros para escribir las subsecuentes actualizaciones.

Por último, hay que recordar la necesidad de ser flexibles. Si la compañía anuncia que el presidente ejecutivo renunció o que se está declarando en bancarrota, obviamente no podemos basarnos demasiado en un modelo redactado con anticipación a los hechos.

5. VALORACIONES DE FUSIONES CORPORATIVAS

Las compañías usualmente se unen usando dos o tres estrategias legales básicas:

Compra de activos: la Compañía A puede comprar los activos de la Compañía B a cambio de efectivo, acciones o absorción de deudas, sin que la estructura de accionistas o la estructura de la gerencia de la Compañía B sea afectada. Esto usualmente ocurre cuando una compañía compra una unidad, una subsidiaria, una división o una planta de otra empresa.

Adquisición o Fusión: la Compañía A compra la mayoría o la totalidad de los títulos de la Compañía B a los accionistas de la Compañía B a cambio de efectivo o de acciones en la Compañía A. Asimismo, la Compañía A puede asumir parte de la deuda de la Compañía B, medida que sólo beneficia indirectamente a los accionistas de la Compañía B, dado que legalmente es la deuda de la Compañía B y no la deuda personal de sus accionistas la que estaría siendo asumida. Cuando la Compañía A compra acciones de la Compañía B sin la aprobación de la gerencia de esa empresa, la combinación de las dos compañías tiende a ser llamada adquisición hostil. Cuando la Compañía A compra acciones de la Compañía B con la aprobación de la gerencia de la Compañía B, la combinación tiende a ser llamada fusión, incluso si la Compañía A se convierte de hecho en el dueño o el principal accionista de la Compañía B. El personal de relaciones públicas puede intentar hacer ver la operación como una fusión entre iguales, pero el reparto de la propiedad en partes iguales es poco usual y a menudo se la llama empresa conjunta. Normalmente, una de las dos compañías emerge como la empresa dominante, ya sea porque es la principal accionista y/o porque domina posiciones clave en el directorio o en la gerencia después de que las dos compañías se fusionan.

· Unión de intereses/Consolidación: las compañías A y B se quieren fusionar y crean una nueva empresa, la Compañía C. La Compañía C, entonces, emite sus títulos a los accionistas de las Compañías A y B a cambio de sus títulos en Compañías A y B. Los antiguos accionistas de las Compañías A y B ahora son dueños de la Compañía C, que a su vez es dueña de las compañías A y B. En algunos países, como en Estados Unidos, hay ventajas contables al fusionarse usando esta estrategia legal.


Hay tres maneras principales de valorar las fusiones de compañías: 1) el método de precio de compra, 2) la capitalización de mercado combinada o 3) la combinación de activos. El primer método es el preferido en Estados Unidos y se está convirtiendo en una norma internacional. En esencia, reconoce que la mayoría de las fusiones son, de hecho, la adquisición de una compañía por otra. Cuando la Compañía A compra las acciones de la Compañía B con la aprobación de la gerencia de la Compañía B, la unión tiende a ser llamada fusión, aún cuando Compañía A está, de hecho, convirtiéndose en el dueño o el accionista mayoritario de Compañía B.

Normalmente, una de las dos compañías emerge como el socio dominante, ya sea porque es el accionista principal y/o domina las posiciones clave en el directorio y la gerencia después de que las dos compañías se unen.

El método de compra se basa en el monto –pagadero en efectivo, acciones y/o deuda asumida– que está pagando la compañía adquiriente para comprar o convertirse en el accionista dominante de la empresa que está siendo adquirida o de la nueva compañía, en el caso de que una tercera empresa se haya creado para ser la dueña de las dos compañías que se están uniendo. El monto en cuestión es el valor de la operación, no el valor que los accionistas puedan darle a las compañías después de que se concrete la operación.

Los periodistas deben darle al lector el valor de los componentes de la oferta usados en la operación. Es decir, deben especificar el precio de compra en términos del valor total del efectivo y las acciones que están siendo ofrecidas y el valor de la deuda que está siendo asumida. Adicionalmente, si es posible, deben tratar de conseguir que las compañías o que analistas suministren un valor total de la operación, sumando el valor de las acciones ofrecidas y la deuda asumida.


Cómo determinar el valor de la oferta

Supongamos, por ejemplo, que la Compañía A ofrece tres de sus propias acciones por cada cinco de la Compañía B. Dicho de otra manera, la Compañía A está diciendo que cinco acciones de la Compañía B equivalen a tres de sus propias acciones. Para poder hacer el cálculo, necesitamos el precio de las acciones de Compañía A al cierre del día anterior (una vez hecho el anuncio, los precios de las acciones podrían fluctuar violentamente y las operaciones con las acciones de las compañías en cuestión pueden ser suspendidas).

Si al cierre del día anterior el precio era de 20 dólares por acción, la Compañía A estaría ofreciendo 60 dólares (3 acciones por 20 dólares) por cada cinco de Compañía B.

Obviamente, el próximo paso es dividir esta cifra entre cinco para obtener la oferta por acción de la Compañía A. Es decir, 60 dólares dividido por 5 acciones da como resultado una oferta de 12 dólares por acción.

Esta cifra es valiosa por sí misma, pero para obtener el valor de la oferta, es necesario multiplicar la oferta por acción por la totalidad de acciones de la compañía que está siendo adquirida.

Un comprador hostil usualmente, pero no siempre, presentará una oferta por la totalidad de la compañía que desea comprar. Pero el periodista debe cerciorarse de ello. Si la oferta no involucra todas las acciones, obviamente es necesario ajustar los cálculos.

Siguiendo el mismo ejemplo, si la Compañía B tiene 1.000 millones de acciones emitidas y la Compañía A está presentando una oferta para adquirirlas en su totalidad, el valor se saca multiplicando los 12 dólares que se ofrecen por acción por 1.000 millones. De acuerdo a ello, el título podría ser el siguiente:

     Compañía A ofrece 12.000 mln dlrs por la Compañía B 


Efectivo y deuda

Un comprador hostil a veces endulza su oferta presentándola con un componente en efectivo, lo cual siempre es expresado en términos por acción. Simplemente sume esa porción al valor por acción antes de multiplicarlo por el número de acciones en circulación de la compañía que está por ser comprada. En este caso, si la Compañía A está ofreciendo tres acciones por cada una de las de la compañía que está adquiriendo más un dólar por acción, eso elevaría el precio ofrecido a 13 dólares y el valor total de la oferta a 13.000 millones de dólares.

Si el comprador hostil está además asumiendo la deuda de la compañía que desea comprar, eso puede ser sumado al valor total de la oferta, pero hay que señalarlo en la nota. En este caso, si la Compañía A está asumiendo 2.000 millones de dólares en deudas de la Compañía B, el valor total de la oferta puede ser expresada en 15.000 millones de dólares o, lo que es mejor, 13.000 millones de dólares, más 2.000 millones de dólares en absorción de deuda.


Acciones ofrecidas como fracciones

Otra manera en que una compañía puede expresar una oferta es a través de una fracción, como sucedió el 9 de diciembre de 1998 con la adquisición de Astra por parte de Zeneca.

La idea sigue siendo conseguir el valor por acción de la oferta y luego multiplicarlo por el número de acciones de la compañía que está siendo comprada.

Zeneca ofreció 0,5045 de sus acciones en el nuevo grupo por cada una de las acciones de Astra. (Esto implica que el número de acciones de la nueva compañía es el mismo que el número de acciones de Zeneca. De lo contrario, la oferta habría sido expresada al revés).

El precio de cierre de Zeneca el día anterior fue de 2.520 peniques, así que el valor por acción es de 0,5045 x 2.520 peniques, lo que da como resultado 1.271 peniques. Esto, multiplicado por el total de acciones de Astra (1.337 millones) da un valor de 16.990 millones de libras esterlinas (unos 28.000 millones de dólares).

En ofertas de este tipo, cualquier componente en efectivo también debe ser agregado al valor de la oferta por acción y la absorción de deuda a la oferta total.

6. COMO ESCRIBIR SOBRE BOLSAS DE VALORES

El Manual de Operaciones del Departamento Editorial contiene lineamientos generales para los informes de bolsa en la sección de formatos de notas. Pero aquí contemplamos algunos lineamientos específicos para cubrir los mercados de valores, presentados en enero del 2000 por el Editor de Noticias Globales, David Rogers.


EL PRIMER PARRAFO

El primer párrafo debe incluir la razones por las que el mercado subió/bajó o se quedó sin una tendencia definida. No podemos simplemente decir qué sucedió sin explicar el por qué. El por qué debería incluir toda la explicación cuando sea posible. Decir que el mercado bajó por preocupaciones sobre el presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, no sería suficiente. Es mejor decir: después que el presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, dijo que el banco central probablemente subirá las tasas de interés dentro de poco. En el caso de una subida de tasas, podría ser que la Fed subió las tasas referenciales en más de los esperados 50 puntos base… Esto explica por qué fue significativo.

Cuando sea necesario, el lead debe evolucionar a lo largo del día a la par de los cambios del mercado. Por ejemplo, 10 minutos después de la apertura del mercado, nuestro lead podría decir que el mercado bajó encabezado por las acciones bancarias, en medio de preocupaciones sobre una posible subida de las tasas de interés. Luego, si una hora después el mercado está siendo arrastrado a la baja por las acciones tecnológicas debido a que IBM lanzó una advertencia, debemos refrescar el lead para reflejar eso. Hay que mantenerse atento a los índices de los sectores y a las acciones de mayor peso en los indicadores referenciales para determinar las fuerzas que están moviendo el mercado.

Pero no cambie el lead tan sólo porque está sacando una actualización. Si las tasas de interés están moviendo el mercado a las 10 de la mañana y siguen moviéndolo a las 4 de la tarde, eso debe permanecer en el comienzo de la nota.

En la medida de lo posible, el qué en el lead debe dar cierto contexto sobre cuánto el mercado ha subido/bajado y si es parte de una tendencia. En vez de sólo decir que las acciones industriales estadounidenses bajaron… al cierre de la jornada, diga: Las acciones industriales de Estados Unidos cayeron por tercer día consecutivo, o las acciones industriales de Estados Unidos cayeron, llevando el índice industrial Dow Jones hasta su menor nivel en cinco semanas.

No ponga demasiadas ideas en el lead porque confunde al lector. Si estamos escribiendo en un día cuando todos los índices están cayendo, no debemos mencionar los sectores que están subiendo. Eso lo podemos mencionar más tarde en la nota. Si el mercado está mixto, dé una razón por la cual algunas acciones subieron y dé otra razón para explicar por qué otras bajaron.

Si hay tres o cuatro razones por las que el mercado subió, tome la primera o las dos más fuertes y deje el resto para el segundo párrafo. Si la influencia que éstas ejercen es modesta, entonces déjelas para más abajo en la nota.

Cada vez que sea posible, el lead debe incluir alguna referencia sobre los sectores y las compañías dentro de esos sectores que más se mueven. Debemos recordar que un mercado de valores se basa en las compañías y los índices son sólo herramientas para medir el desempeño de un grupo de esas compañías. Todavía cometemos el error de escribir informes de mercados sin mencionar una compañía hasta la segunda mitad de la nota.

Es mejor decir que las acciones estadounidenses subieron de precio, encabezadas por compañías bancarias y de seguros como Citigroup Inc. y JP Morgan, que sólo decir que las acciones estadounidenses subieron de precio. Podemos ser más específicos sobre los movimientos de los sectores o de las compañías posteriormente en la nota.


LAS GANANCIAS EN LOS INFORMES DE BOLSA

Las tendencias o las expectativas de las ganancias son los principales motores detrás de las bolsas de valores. Sin embargo, éstas reciben muy poca mención en los informes de bolsa. Vigile las tendencias en los pronósticos y ponga especial atención a si satisfacen las expectativas en los períodos de anuncios de utilidades. Si hay un cambio significativo, saque la noticia en una nota por separado.

Los periodistas que cubren los mercados emergentes, donde hay muy pocos pronósticos a nivel corporativo, pueden aumentar la profundidad de la cobertura con notas trimestrales sobre la tendencia generalizada para todo el mercado o las tendencias de pronósticos para sectores como los bancos.


CITAS EN LOS INFORMES DE BOLSA

Necesitamos citas fuertes, idealmente al inicio de la nota, como en el segundo párrafo, y nunca ocultas en la parte de abajo de la nota.

Las citas deben hablar del tema o de los temas principales. Si se está hablando de que las acciones bajaron de precio debido a las advertencias de los bajos niveles de ganancias, poner a continuación una cita que habla de tomas de ganancias o preocupaciones sobre las tasas de interés simplemente no funciona.

Evite hacer una entrevista sin tener una serie de preguntas especificas preparadas para facilitar la obtención de citas concisas, pintorescas y descriptivas. Las preguntas deben ser elaboradas sobre temas latentes en el mercado, particularmente sobre las alzas y las bajas de un sector, una lectura económica, una megafusión o un evento geopolítico. Sea específico y obtendrá citas específicas.

Las citas deben agregar color. Necesitamos desarrollar el oído para detectar la citas fuertes que den brillo a la nota y le añadan credibilidad. Nuestra primera cita no debe repetir las palabras utilizadas en el lead. Hay que evitar el llamado efecto eco.

Es mejor resaltar sólo la sección de una frase que realmente trata el tema en vez de incluirla toda si el resto carece de gran valor. Ejemplo:

“La Fed subió las tasas de interés y eso realmente provocó la salida de los tomadores de ganancias”, dijo Joe Analista. “Las grandes corporaciones comenzarán a gritar de dolor con estos altos costos de financiamiento”. 

Obviamente, quedaría mucho mejor si ignoramos la primera parte, cuando ésta nos dice lo que ya sabemos y agrega un término de mercado (tomas de ganancias) que no añade mucho a lo que ya sabemos y ciertamente no agrega color alguno. Si somos más selectivos, las buenas citas tendrán más impacto.

En lo posible, trate de dar algún indicio de que estamos cerca del mercado. No estamos escribiendo desde el ciberespacio. Nuestros clientes profesionales verán que estamos conectados y los consumidores tendrán la sensación de que estamos donde está la noticia. Por ejemplo, cuando un experto de Wall Street llama a las semanas que conducen al período de anuncios de ganancias la “temporada de confesiones”, eso añade un color que vale la pena usar.

No obstante, hay que ser cuidadosos con el uso de la terminología especializada del mercado, ya que una dosis limitada es muy efectiva, mientras que el abuso tiende a eliminar el efecto que se persigue.

Para ampliar nuestra cobertura del lado de los compradores y para agregar credibilidad, deberíamos conseguir por lo menos un gerente de fondos en nuestra nota principal de cierre de mercado. Conseguir que el lado de los compradores nos diga lo que está haciendo con sus posiciones puede agregar mucho a la nota. Nos coloca un paso más cerca del dinero. También deberíamos fortalecer nuestras notas con grandes nombres. Una información con comentarios de Abby Joseph Cohen o de George Soros en el segundo párrafo tiene mayores probabilidades de ser leída que una historia que trae citas del Señor Nosequantitos de Pequeñín Corredores de Bolsa. El viejo dicho de que “los nombres venden periódicos” tiene vigencia para nuestras notas. Nuestro mercado espera que hablemos con autoridad. Eso significa que las fuentes deben ser respetadas y consideradas como autoridades por la industria.

Hay que estar preparado para diferenciar los comentarios de operadores y analistas que no tienen sentido. Sólo porque un operador nos dice que el cielo está azul no significa que tenemos que decirlo cuando vemos claramente que ese día está gris. Por ejemplo, un debilitamiento del dólar podría no ser necesariamente negativo para las acciones, así que si una fuente nos dice que lo es, hay que comparar sus comentarios con otras fuentes.

Asimismo, si un comentario parece ser evasivo o inexacto, trate de conseguir más información con la fuente para determinar si no sabe lo que está diciendo o si solo necesita ayuda para tratar de completar un buen pensamiento u observación.


RUMORES EN LOS INFORMES DE BOLSA

(Véase la sección sobre las fuentes en el capítulo 1 para obtener lineamientos sobre cómo manejar rumores.)


COMO ESCRIBIR SOBRE INDICES

Use los índices como una herramienta de medición, no como un sustituto para explicar cómo los precios de las compañías y de los sectores han cambiado. Los índices referenciales deben estar al inicio de la nota, pero trate de evitar una presentación esquemática agregando contexto y comparaciones que ilustren qué tan pronunciadas fueron las fluctuaciones.

Revise también los índices de los sectores. Puede limitarse a usar sólo las variaciones porcentuales en vez de agregar las variaciones en puntos y en porcentajes al mismo tiempo. Por ejemplo, puede decir El índice de Internet de The Street.com bajó 3,9 por ciento, en vez de decir… bajó en xx puntos, ó 3,9 por ciento, a xxx puntos.

Esté al tanto del peso que ejercen acciones particulares en los índices. En algunos indicadores una acción o un puñado de acciones pueden ejercer una gran influencia. Si está al tanto del peso que estas acciones ejercen y cuándo y cómo fluctuaron, la nota tendrá más autoridad.


EVITE EL USO DE MATERIAL POCO RELEVANTE

En un informe de la bolsa deberíamos evitar a toda costa poner varios párrafos de texto de un anuncio económico o un reporte del mercado de bonos sin explicar por qué son relevantes.

En vez de decir El índice NAPM de Gerentes de Compra bajó a 55,5 en diciembre, desde 56,2 en noviembre, y el índice de precios subió a 65,7 desde 65,3, vincule la noticia directamente a las acciones: Cifras de la Asociación Nacional de Gerentes de Compra, que mostraron una contínua fortaleza en la industria manufacturera de Estados Unidos en diciembre, brindaron un impulso adicional a las acciones estadounidenses.

Diga:

un aumento en el rendimiento de los bonos del Tesoro a 30 años a su mayor nivel en dos años, provocó una caída de bancos como Citigroup. Los bancos son considerados acciones sensibles a los rendimientos de los bonos porque los rendimientos altos aumentan sus costos promedios de financiamiento”… No es tan bueno una línea que sólo diga que los precios de los bonos del Tesoro subieron xxx a xxx', presionando una caída de su rendimiento a xx desde xx, sin mencionar algún tipo de compañía.


AGREGUE EL ¨POR QUE” A LOS DETALLES

Cuando mencionamos compañías individuales y sectores, tratemos de dar algún indicio de por qué estuvieron entre las principales ganadoras o perdedoras. Una lista de acciones que bajaron y subieron, pero que no vaya acompañada de explicaciones, no es muy útil para el lector, además de garantizar una lectura aburrida. Si decimos que las compañías de la construcción bajaron, debemos dar algún indicio de por qué (quizás el temor de una subida de las tasas de interés).


VARIEDAD DE VERBOS

SUBIO, BAJO, SUBIO, BAJO. Estos términos tienen muchos sinónimos que pueden ser usados. Eso no significa que se deba manipular la prosa con el simple propósito de brindar variedad. Pero sí significa que debemos buscar un lenguaje fuerte y descriptivo que mantenga el interés del lector, sin exagerar. Para facilitar este proceso, puede imaginar al sujeto sobre el que está escribiendo como si se tratase de un objeto animado. Las imágenes vienen a la mente si uno considera al Dow Jones o el Nasdaq como si fuera una persona (está trotando, jadeando por falta de aire, tambaleándose) o como si tuviera características de un animal (está siendo llevado al matadero) o una casa (edificándose, acciones en el sótano o que se disparan hasta la azotea).

No exagere en la búsqueda de color. Guarde las frases dramáticas para las ocasiones dramáticas. No convierta una caída de dos por ciento en un colapso. Una subida de dos por ciento tampoco significa que el mercado se disparó.


EVITE O EXPLIQUE EL LENGUAJE ESPECIALIZADO

Cada vez que sea posible, debemos explicar los términos financieros con un lenguaje simple. Por ejemplo, no use factores técnicos sin decir lo que son. Tenga cuidado con términos como tomas de ganancias y compras de oportunidades. Hay razones por las que los inversionistas están tomando las ganancias y comprando oportunidades, así que debemos dar esas razones.


NO SOLO DIGA LAS COSAS, DE EJEMPLOS

Use ejemplos para respaldar su razonamiento. Si decimos que las acciones cayeron en medio de preocupaciones de que las ganancias en el último trimestre de 1999 serán menores de lo que se esperaba, necesitamos dar ejemplos de compañías que han emitido advertencias sobre las ganancias. Si decimos que los rumores de posibles adquisiciones están fomentando el alza de acciones de cierto sector, necesitamos decir quién podría comprar a quién y tener comentarios de analistas o de gerentes de fondos para respaldarlo.


DECISIONES DE ASIGNACIONES DE FONDOS

Manténgase atento a las decisiones sobre asignaciones de fondos dentro del mercado de valores, entre países y entre sectores, y fuera de él, entre acciones y otros valores, como los bonos. Si un fondo importante está deshaciéndose de sus posiciones en tecnología para adquirir compañías de productos de consumo y eso se refleja en los precios, debería ser una parte importante del informe de bolsa. Cuando los rendimientos de los bonos y las tasas de interés suben, eso hace que los instrumentos de renta fija sean más atractivos para los inversionistas, especialmente si hay preocupaciones sobre una corrección o una caída del mercado, y nuestra nota debería reflejar eso.


ENFOQUE FUTURISTA

Dé un enfoque futurista cuando sea posible, especialmente si el mercado no muestra grandes cambios. Conseguir que los analistas y los gerentes de fondos pronostiquen hacia dónde va el mercado y por qué, cuáles sectores contarán con la simpatía de los inversionistas la próxima semana, mes, trimestre, año, etc., le brinda a nuestros clientes información valiosa. Esa información es particularmente importante en días en que el mercado carece de dirección.


MERCADOS DE VALORES NO ES SINONIMO DE ISLA

No escriba sobre los mercados de valores como si fueran una isla. Si los precios del petróleo caen abruptamente, eso golpeará las acciones petroleras. Lo mismo sucede con los precios de los metales y las compañías mineras. Los movimientos de los mercados de bonos y las caídas de otras bolsas también pueden ser factores importantes.


ACCIONES CALIENTES

Si una acción se está moviendo, revise las acciones del mismo sector para tratar de determinar si está caliente. No restrinja las revisiones a su propio mercado. Las acciones sectoriales frecuentemente se mueven juntas a través de las fronteras nacionales y regionales.

Use Reuters Graphics cuando escriba sobre acciones calientes para darle contexto a la fluctuación, más allá del movimiento intradiario del precio. Use pronósticos de la relación precio-utilidad de la acción, del sector y del mercado para tratar de detectar razones que motivan la tendencia.


FORMATOS DE LOS INFORMES DE BOLSA Y FRECUENCIA

De nada sirve poner mucho esfuerzo en sus informes si los clientes no pueden encontrarlos o si no aparecen cuando los clientes los quieren. A continuación, algunos lineamientos de mercados específicos:


  • Nueva York, Londres, Tokio

La nota previa a la apertura es uno de los reportes de mercado más importantes que se escriben durante el día. Busque tendencias en las operaciones extrabursátiles o indicios sobre las cosas que interesan a los grandes operadores. Instinet es frecuentemente un valiosa fuente para esto. Concéntrese, cuando sea posible, en acciones y sectores que podrían estar calientes. Los clientes querrán una actualización inmediatamente después que el mercado abra y después del cierre.

Debe intentar tener una actualización de cinco párrafos en las pantallas 15 minutos después de la apertura y del cierre, con un breve resumen de lo que sucedió y por qué. Pero recuerde que los movimientos iniciales de los índices bursátiles pueden ser muy volátiles, especialmente si no comenzaron a ser negociadas todas las acciones del índice.

Esto significa que no se puede determinar si se está formando una tendencia al inicio de las operaciones. Trate, cuando sea posible, de escribir sobre lo que podría pasar e incluya una buena cita. Siga la primera actualización después de la apertura con una actualización más detallada.

Use boletines en la apertura y en los cierres cuando haya turbulencia en el mercado, se produzcan máximos y mínimos históricos y se alcancen niveles de resistencia o de respaldo. Cubra los boletines con actualizaciones rápidas, pero breves. Los códigos y guías de los urgentes deben ser acordados con el editor a cargo.

Escriba actualizaciones breves tantas veces como el mercado lo requiera. Use su criterio periodístico. Si el mercado cambia de dirección o si un sector en particular o una acción de gran tamaño comienza a fluctuar fuertemente, entonces se debe refrescar el informe de mercado. La idea es estar encima del mercado y tratarlo como una historia en desarrollo. Si la noticia lo amerita, no espere hasta el reporte de media sesión o el cierre para escribirla.

  • Francfort, París, informe de Europa Occidental

La preapertura, la apertura, la media jornada (si se requiere) y el cierre. Use los lineamientos de velocidad de los urgentes: la nota debe tener 5 párrafos y debería aparecer en la pantalla dentro de los 15 minutos posteriores al boletín. El estilo BULLET-POINT de redacción puede ser el mejor para alcanzar este objetivo. Discuta los formatos, guías y códigos de los informes con los editores.

Continúe con un informe de texto completo en la preapertura, apertura y cierre. Estas notas deberían ir a las pantallas de RT y a los clientes de medios. Asegúrese que tienen los códigos para ello. No envíe los informes BULLET-POINTED a los medios.

Escriba otras notas breves o informes BULLET-POINTED con la frecuencia que el mercado requiera. Use su criterio periodístico. Si el mercado cambia de dirección o si un sector particular o una acción importante fluctúa fuertemente, entonces es hora de refrescar la nota. Escriba informes largos después de los urgentes, si los mercados lo requieren.

  • Amsterdam, Atenas, Bruselas, Copenhague, Dublín, Helsinki, Hong Kong, Lisboa, Madrid, Milán, Oslo, Estocolmo, Sydney, Viena, Wellington, Zurich


Debe escribir una nota previa a la apertura del mercado enfocada hacia lo que puede pasar. Concéntrese en las expectativas del mercado y en los hechos que podrían afectar las operaciones durante el día. ¿Se espera que alguna acción/sector en particular sea centro de atención durante la jornada? ¿Por qué? Suministre comentarios de analistas sobre las posibles distancias que el mercado podría cubrir durante el día. ¿Cuáles son los rangos hacia arriba y hacia abajo del mercado?

En la apertura, suministre una breve nota o un informe BULLET-POINTED si los movimientos del mercado lo ameritan. Si no es así, puede transmitir su informe de apertura a más tardar 20 minutos después de la apertura. Envíe una actualización sólo si es necesario y tiene algo substancial que decir. Este podría ser el caso en la apertura de los mercados grandes o en los mercados pequeños si algo importante está ocurriendo. Necesitamos un informe de cierre para todos los mercados. Asegúrese de que tiene los códigos de los clientes de medios de comunicación.

Si está usando un formato BULLET-POINT, vea los lineamientos que aparecen en el manual de editorial

  • Otros mercados

Discuta la frecuencia y determine los momentos en que las notas deben ser escritas con los editores, quienes consultarán, a su vez, con los editores de los servicios de medios de comunicación si es necesario. Siga los lineamientos de contexto mencionados, asegúrese de incluir el por qué, lo que puede pasar durante la sesión y las compañías y sectores que están calientes.


TABLAS DE COMPARACIONES

Siempre incluya tablas comparativas en los informes de mercado, ya sea notas cortas, de formato BULLET-POINT o formatos más grandes. No deberían ser largas (12 líneas como máximo) y deberían ser enviadas CADA VEZ que se escriba un informe completo. Consulte con su editor de mercado de valores regional para obtener ayuda sobre cómo elaborar esta tabla si aún no tiene una. Por favor aségurese de incluir la tabla de comparaciones en los principales vistazos de mercado. La tabla también debería tener su propio código “name item” (NIC) para el informe de bolsa. Asegúrese de agregar el código XREF como un código de topic cuando envíe una tabla de comparaciones. La tabla necesita ser enviada como un “take” por separado para que no sea enviada por error a los clientes de medios.


CODIGOS “NAMED ITEMS” DE LOS INFORMES DE BOLSA

Los clientes de mercados financieros usan códigos named items (NIC) para encontrar sus notas. Si no usa estos códigos, no las encontrará. Use los códigos name items en los boletines que se refieren a las direcciones del mercado, para que éstos aparezcan vinculados a los urgentes.

No use los códigos named item del servicio en inglés en los informes escritos en el idioma local o en informes recogidos de los grandes mercados para ser reenviados a los servicios locales. Si se hace esto, muchos clientes que no tienen los servicios nacionales no podrán ver la historia.

Las firmas de Internet usan nuestros informes de mercados. Muchas de ellas los recogen a través del hilo de medios de comunicación y se quejan cuando no los obtienen. Si establece un macro para colocar los códigos correctos, los informes llegarán siempre a los clientes de medios.

Use los RICs (Reuters Instrument Codes o símbolos ticker) para TODAS la compañías en los reportajes y en los títulos. Use los RICs para los índices.

Recuerde que el código STX no se usa en notas sobre acciones o sectores calientes, ni tampoco para los boletines de las firmas de investigación. Debe ser usado sólo en informes de mercados, noticias sobre emisiones y retiros de acciones, noticias sobre los cambios en los índices y noticias sobre las estructuras de los mercados.

Use el código STX para las suspensiones de acciones.

Los boletines sobre fluctuaciones de índices deben tambien usar el código de producto MF.

7. DEVALUACIONES CAMBIARIAS

Una devaluación cambiaria se produce cuando un gobierno, cuya moneda está fijada a la cotización de otra o a una cesta de varias monedas, deliberadamente reduce su valor o permite que el mercado lo haga.

Las devaluaciones son frecuentemente confundidas con las depreciaciones. Una depreciación es simplemente el descenso de una moneda como resultado de la actividad del mercado y no es el resultado de una acción o decisión deliberada del gobierno, el Tesoro o el Banco Central. Las monedas flotantes y las que tienen su valor atado a otra pueden depreciarse. Pero sólo esta última puede devaluarse.

Una revalorización es el resultado de una medida deliberada del gobierno o del banco central de aumentar el valor de la moneda, mientras que una apreciación es simplemente un aumento en el valor de la moneda causado por la actividad del mercado.

La mayoría de las cotizaciones de las monedas son expresadas en términos del número de monedas que un dólar estadounidense puede comprar. Por ejemplo, 1 dólar = 326.000 liras turcas.

(Entre las excepciones a esta regla, se encuentran el euro, la libra esterlina, el dólar australiano y el dólar neocelandés, que son normalmente expresadas al revés, o sea cuántos dólares puede comprar cada una de esas monedas. Por ejemplo, una libra esterlina = 1,52 dólares).

Pero una devaluación o revalorización de una moneda es normalmente expresada como un cambio porcentual en el número de dólares que se puede comprar con esa moneda. Así que cuando calculamos una devaluación porcentual, depreciación, revalorización o apreciación, es necesario recordar que los operadores y los analistas hablarán de una moneda no estadounidense que está siendo devaluada/revalorada, pero expresándolo en términos inversos. Por ejemplo:


Para calcular una devaluación, tome la diferencia entre los dos tipos de cambio, divídalo por el tipo MAS ALTO y multiplíquelo por 100.


Ejemplo: una lira turca es devaluada a 340.000 por dólar desde 326.000.

Tome la diferencia entre los dos tipos (340.000 – 326.000 = 14.000)

Divídalo por el tipo más alto (14.000/340.000 = 0,0412)

Multiplique la diferencia por 100 y el resultado nos da que la lira se ha devaluado en 4,12 por ciento.


Para calcular la revalorización, tome la diferencia entre los dos tipos, divídalo por el tipo MAS BAJO y multiplíquelo por 100.


Ejemplo: una lira turca es revalorizada a 340.000 por dólar desde 326.000.

Tome la diferencia entre los dos tipos (340.000 – 326.000 = 14.000)

Divídalo por el tipo más bajo (14.000/326.000 = 0,0429)

Multiplique la diferencia por 100 y el resultado nos da que la lira se ha revalorizado en 4,29 por ciento.

Powered by MediaWiki
GNU Free Documentation License 1.2